En Cochabamba se realizó una fiesta masiva que presuntamente tenía el permiso de la Alcaldía de Cercado y que ocurrió la noche de este jueves. El evento terminó en escándalo después de la intervención de guardias municipales que hallaron resistencia de los partícipes de la celebración.

Denuncias en redes sociales alertaron que en la fiesta, realizada en plena escalada de casos de Covid-19, había aglomeración y nadie cumplía las medidas de bioseguridad.

El evento social era un preste y se realizó en un local ubicado en la avenida siglo 20, zona sur de Cochabamba; en el lugar habían más de 500 personas y se tuvo un show en el que tocaron varios grupos musicales.

Cuando los guardias de la intendencia ingresaron al salón las personas que se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas reaccionaron de manera violenta lanzado sillas y botellas de cerveza.

Una guardia municipal fue herida y de inmediato todo los demás funcionarios tuvieron que replegarse al verse rebasados. Los organizadores de la fiesta cerraron el local y continuaron consumiendo bebidas alcohólicas.

Guardias municipales volvieron al lugar con refuerzos para desalojar los que continuaban realizando escándalos en exteriores de este salón de eventos, dos personas fueron trasladadas hasta la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen por agresiones físicas y verbales.

El hecho ocurrió mientras en Cochabamba los contagios de Covid-19 reportados volvieron a superar los 1.000 casos y horas después de que la alcaldía anunció la prohibición de realizar fiestas el fin de semana.

Comentarios