Wilber Beramendi es un adolescente que tras el robo que sufrió de sus muletas, decidió viajar desde el norte de Potosí hasta Cochabamba, en busca de ayuda para poder adquirir instrumentos que le permitirán movilizarse y ayudar a su mamá.

Como todos los niños, Wilber se había encontrado con unos amigos con quienes se puso a jugar fútbol, cuando de repente sufrió una caída que en principio no parecía muy grave.

También te puede interesar: Madre de siete niños que tiene las piernas paralizadas necesita dos operaciones

“Estuve jugando fútbol y me he caído, eso no más he hecho. Mi rodilla me duele y el  talón más”, señaló el menor, mientras estaba apoyando en un palo que ahora utiliza de apoyo para poder movilizarse.

Debido a la lesión que sufrió el menor ya fue hospitalizado y operado; sin embargo, los dolores continúan cuando permanece mucho tiempo parado e incluso cuando está sentado.

Me duele grave”, dijo Wilber.

El menor contó que tras la intervención le fueron proporcionadas unas muletas, con las que lograba transportarse de un lugar a otro y para ayudar a su mamá; sin embargo, cuando estaba vendiendo alguien se las robó.

“Ayúdenme por favor, mi mamá no tiene plata”, es el pedido de este menor.

Toda ayuda es bienvenida para Wilber. Quienes deseen solidarizarse pueden contactarse con él llamando al 722-01875.

Comentarios