En la zona del Prado en la ciudad de Cochabamba, muchos músicos se dieron cita este martes de carnaval, en busca de poder encontrar clientes para prestar sus servicios.

El sector que se ha visto muy afectado por la pandemia del COVID 19, se muestra muy preocupado ya que en estas fechas de carnaval acostumbraban a tener varios contratos y brindar sus servicios a la población para alegrar su celebración.


Muchos de los músicos afirman que a comparación de otros años, la ciudad se ve vacía y silenciosa, por lo cual no han podido encontrar mucha clientela.

Las bandas de música cobran entre Bs 350 a 400 por hora, donde aproximadamente tocan entre 6 a 7 canciones. Ahora, con suerte pueden tocar un par de canciones en la calle esperando la colaboración de la población que pasa por el lugar.

Cochabamba al igual que los otros departamentos del país, se encuentran restringido en la celebración del carnaval debido al incremento de casos de COVID.

Comentarios