Las cámaras de seguridad ubicadas en el puente Beijing de Cochabamba, lugar donde un hombre fue acribillado este pasado martes, no están en funcionamiento.

Las cámaras que son monitoreadas por personal de la Alcaldía de Cercado estarían descompuestas, por lo cual, no pudieron registrar el momento en el que Jhonny Flores Choque fue interceptado por dos sujetos quienes le realizaron 12 disparos contra su humanidad.

Según informó la Policía, el mismo panorama se registra en la zona donde el pasado lunes un librecambista y su hijo fueron atracados y heridos por tres sujetos a bordo de una motocicleta.

Los investigadores estarían obteniendo imágenes de viviendas y negocios particulares que se encuentran en los alrededores.

Desde el Centro de Monitoreo C4 del Gobierno Municipal de Cochabamba, informan que existen 200 cámaras de seguridad que están bajo la dirección de la Alcaldía, de las cuales solo 189 funcionarían.

“Las cámaras de vigilancia son administradas y monitoreadas por la Policía, como Alcaldía nosotros damos soporte técnico a todo lo que son los sistemas y subsistemas del C4 que actualmente están utilizando la Policía, el Sedes y la Secretaria de Salud”, indicó Dante Olivera, director de Ciudad Inteligente GAMC.


Las cámaras de seguridad tienen como objetivo ayudar a controlar y resguardar la seguridad de la población, más aún en hechos delictivos como los que se registraron en los últimos días, pero estas no funcionan al 100 por ciento.

“Son inalámbricas, entonces estas cámaras en función al ruido que hay, a la interferencia, algunas caen, bajan, entonces nosotros tenemos que hacer el soporte técnico”, aclaró Olivera a UNITEL.

La autoridad indicó que se está coordinando con la ATT para que haya una limpieza total de estas cámaras y todas funcionen en su totalidad.

Comentarios