La mañana de este viernes, la Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) realizó un operativo en el mercado Pulacayo de Cochabamba, para verificar el estado y condiciones de los animales que son comercializados en el lugar.

Durante la intervención, se pudo encontrar a una gran cantidad de gatos, perros, conejos y otros animales, con mal estado de salud, que además, no contaban con agua ni alimento, y no tenían ninguna tarjeta de vacunación

La propietaria de uno de los negocios afirmó que ella todas las mañanas llega y cambia el papel picado que coloca como base en las jaulas, debido a los desechos que dejan los animalitos durante la noche.

En este mercado también se sorprendió a varias mascotas siendo comercializadas dentro de vitrinas que tenían una mínima abertura para que pueda entrar el aire para que respiraren.

Además, varios animalitos se encontraban compartiendo un espacio pequeño por lo cual no tenían libertad para moverse ya que estaban hacinados.

“Todo depende del tamaño del animal, por ejemplo, hay algunos que son medianos, esos tranquilamente pueden estar solos en una jaula, sin embargo, están con otro seis metidos”, manifestó un efectivo que se encontraba en el lugar.

Los policías anunciaron el rescate de los animalitos encontrados en estos puestos de venta y llevados a las instalaciones de Pofoma hasta que la propietaria muestre un cambio de actitud y mejore las condiciones para poder comercializar a las mascotas.

Comentarios