Cochabamba es conocida por la diversidad de sus deliciosas comidas, por lo que este departamento es reconocido como ‘la capital gastronómica de Bolivia’.

Este mes de septiembre queremos resaltar todas las tradiciones de nuestra amada Llajta, por lo cual, nos trasladamos hasta el Valle Alto para conocer todos los detalles de cómo se prepararan los riquísimos rosquetes.

Harina, huevo, manteca y azúcar son los ingredientes principales para la realización de esta peculiar rosca dulce.

Una vez obtenida la masa, se arman los rollitos individuales para que puedan coserse en una olla para luego ir al horno. Una vez que están totalmente cosidos se procede a bañarlos de una crema dulce como paso final.

Muchas de la caseritas que venden estos deliciosos rosquetes heredaron la receta de sus madres o abuelas, por lo que ellas mantienen viva la tradición de poder elaborar este apetecido bizcochuelo.


Este tradicional producto no solo se encuentra en el Valle Alto, sino que es distribuido a todo el departamento, por lo que se lo puede encontrar y degustar en diferentes puntos de la ciudad de Cochabamba.

Los cochabambinos no solo llevan el rosquete para su consumo personal, sino que es llevado hasta otros departamentos como un regalo para sus familiares.

En Punata por lo menos permanecen unas 25 familias que se dedican a la elaboración de esta deliciosa rosca, una tradición que se mantiene hace ya varios años.

Comentarios