El Salay es una danza ancestral con raíces en las celebraciones del cultivo y la agricultura, sus pasos imitan a los de un agricultor sembrando y cosechando semillas.

Además, es una combinación de danzas de comunidades de los valles de Potosí, Chuquisaca y Cochabamba, mezcla ritmos del huayno y cueca, con un zapateo valluno acompañado del charango y el kalampeo.

En los últimos 20 años varios grupos de danzarines surgieron con el fin de mostrar la danza en fiestas patronales y locales, la cual tuvo mayor relevancia en el departamento de Cochabamba, por lo cual ahora se ha vuelto uno de los bailes que los representa.

Uno de los conjuntos más representativos es el de Salay Bolivia el cual tiene más de 10 mil miembros que son parte de sus filiales en el interior y exterior del país.

Lee también: El rosquete, una delicia gastronómica tradicional de la Llajta

Como una de las danzas folclóricas cochabambinas más alegres, el Salay y sus exponentes saludan a la Llajta en su aniversario.

Comentarios