Cochabamba amaneció con varias calles bloqueadas por choferes del transporte público que paran durante 24 horas para exigir el diferimiento del pago de créditos bancarios por seis meses más.

Avenidas principales como la Blanco Galindo, Beijing, 6 de Agosto, Siles, Aroma y otras están bloqueadas y la gente se da modos para esquivar los cortes en motocicletas o bicicletas.

En las avenidas Sajama y Siles, conductores particulares habilitaron un paso a través de las obras del tren metropolitano utilizando restos de la construcción.

La mayoría de las calles se ven vacías mientras aumenta poco a poco el tránsito de personas que, pese al paro, deben ir a sus fuentes de trabajo.

Los dirigentes de los transportistas de Cochabamba ratificaron anoche el paro después de que sus delegados nacionales rompieron el diálogo con el Gobierno.