La defensa de la familias de las dos personas que fueron encontradas sin vida en el municipio de Vacas tras haber sido acusadas por el supuesto robo de un vehículo, asegura que no existen elementos de culpabilidad en contra de los jóvenes y que los comunarios habrían actuado por impulso.

De acuerdo a las investigaciones, Juan Carlos Arias y Rafael Quispe González eran dos jóvenes que pertenecerían a la comunidad de Punata y que habrían acudido al municipio de Vacas para trabajar como agricultores.

“Lamentablemente fueron victimados, con pretexto de un supuesto delito de robo, pero no existe ninguna denuncia de robo, no existe ningún elemento que habría sido sustraído, con esta excusa habrían procedido a golpearlos, ahogarlos y quemarlos”, manifestó la abogada Pamela Caballero.

La defensa aseguró que los restos estaban totalmente calcinados y que solo se pudo encontrar parte de las costillas, ya que el resto de los cuerpos estaban reducidos en cenizas.

Lee también: Dos aprehendidos por el linchamiento de dos hombres acusados de robo de vehículos

“Incluso tenemos información que la gente había tratado de mimetizar estos restos, quemando restos de animales, extremos que realmente causan conmoción, definitivamente no puede ser aceptado ni tolerado, los familiares se encuentran totalmente consternados, indignados”, indicó Caballero a UNITEL.


En la investigación se determinó ordenar la aprehensión de diez personas, de las cuales dos ya se encuentran en celdas policiales, sin embargo, se aguarda que se pueda ejecutar la detención de los demás acusados. La abogada aseguró que las personas están plenamente identificadas.

Asimismo, calificó de calumnia las acusaciones sobre los supuestos antecedentes que tendrían las víctimas por atraco y robo.

“Nosotros vamos a los hechos materiales, en el hecho concreto, hay dos personas fallecidas, víctimas de un delito de asesinato y lo que la familia hoy pedirá en audiencia es la aplicación de medidas cautelares con detención preventiva”, agregó la abogada.

Lee también: Hombre víctima de robo relata cómo se capturó y se linchó a dos presuntos ladrones

La familia de las dos personas linchadas exigirá que se dé la pena máxima de 30 años para los comunarios que causaron la muerte de estas dos personas.

Según la investigación, Juan Carlos Arias y Rafael Quispe González habrían sido acusados de robar una vagoneta en el municipio de Vacas, al intentar huir fueron sorprendidos por comunarios a la altura de Totora Pampa, donde procedieron a golpearlos brutalmente, ahogarlos y quemarlos para finalmente lanzar sus restos a un barranco.

Comentarios