Esta tarde se llevó adelante la audiencia de medidas cautelares de las personas que estaban al mando del avión K-8 las Fuerzas Armadas que cayó sobre una vivienda de Sacaba. Ambos recibieron medidas sustitutivas a la detención preventiva.

Ambos pilotos se encuentran internados en el hospital de Cossmil en Cochabamba, donde fueron trasladados después de haber descendido en paracaídas, segundos antes de que el avión de fabricación china, caiga sobre una vivienda.

Fue Lander Israel Claros, juez de Instrucción Penal de Sacaba, quien determinó que el piloto se beneficie con la detención domiciliaria con derecho a salidas laborales, previo pago de una fianza de 30.000 bolivianos, mientras que el copiloto tendrá arraigo y deberá pagar 5.000 bolivianos de fianza.

El miércoles cerca de las 9:00 el jet K-8 de fabricación china que pertenece a las Fuerzas Armadas cayó sobre una vivienda cuando retornada de un entrenamiento. Producto de este hecho, una persona perdió la vida y al menos cuatro quedaron heridas.


Comentarios