Las familias afectadas por las inundaciones en el municipio de Cliza, Cochabamba, esperan ayuda de las autoridades en lo que se refiere a material de construcción, debido a que sus viviendas eran de adobe y terminaron desplomadas.

Ladrillo, cemento para hacer casita y vivir con mi hijos aquí, no tengo ahorita casa”, manifestó entre lágrimas una mujer que terminó afectada por las lluvias.

Al menos son 10 familias las que se quedaron sin viviendas, muchas estaban construidas con adobe, por lo que producto de las inundaciones, estas se humedecieron y terminaron derrumbándose.

Lee también: Piden ayuda de la Gobernación y el Gobierno para contención y limpieza del río Taquiña

Las familias relataron que no lograron rescatar nada de sus casas y prácticamente se quedaron con la ropa del cuerpo.

“Un cuartito apenas ha quedado, con estas lluvias yo creo que se va a derrumbar todo”, indicó una vecina mientras cargaba a su pequeño bebé en la espalda.

Los afectados por las lluvias manifestaron que para ellos lo más importante es tener un lugar donde vivir junto a sus hijos, por lo que esperan que el Gobierno central pueda brindarles todo el apoyo que requiere.

Las intensas lluvias que cayeron en el departamento desde hace casi una semana han provocado que varios lugares queden totalmente inundados, donde varios ríos se han desbordado y han transportado mazamorra que afectó a cientos de personas.

Autoridades trabajan con maquinaria pesada para intentar despejar las viviendas, sin embargo, las precipitaciones pluviales no cesan.

Comentarios