El cara a cara entre dos astros mundiales, el duelo de los ataques más anotadores o una rivalidad que trasciende fronteras. Cinco claves de la esperada final de la Copa América-2021 entre Argentina y Brasil que se disputará el sábado en el Maracaná.

1.- CHOQUE DE ‘10’

Lionel Messi y Neymar, los mejores jugadores del torneo, chocarán por segunda vez en una final. La primera vez fue en 2011 en el Mundial de Clubes con victoria 4-0 del Barcelona sobre Santos.

En el Barça se reencontraron en 2013 y formaron un tridente mortífero junto al uruguayo Luis Suárez, del que además de goles y magia salió una amistad. 

"Apoyo a Argentina (en la semifinal contra Colombia), porque tengo amigos ahí, y en la final ganará Brasil", dijo 'Ney'.

El argentino es el goleador, con cuatro tantos, y el máximo asistidor, con cinco. El brasileño lo sigue con dos dianas y tres pase-gol. 

Las estadísticas, sin embargo, no miden la influencia notable -con gambetas y potrero- en sus equipos. 

Ambos buscan su primera Copa América, una competición que ni Pelé ni Maradona ganaron. Messi perdió tres (2007, 2015, 2016) y Neymar se ausentó, por lesión, en la de 2019 ganada por la 'Seleçao'.

"Vamos por la gloria", avisó La Pulga. 

2.- OFENSIVAS TENEBROSAS

Los equipos de Tite y Lionel Scaloni son los más anotadores. En seis partidos, el 'scratch' festejó doce veces y la Albiceleste, once. 

Brasil tiene una repartición democrática: Neymar y Lucas Paquetá marcaron dos veces, mientras que Casemiro, Militao, Richarlison, Marquinhos, Alex Sandro, Everton Ribeiro, Firmino y "Gabigol" pusieron los otros.

En Argentina hay concentración. Messi lleva cuatro, Lautaro Martínez tres y Alejandro "Papu" Gómez dos. Guido Rodríguez y Rodrigo de Paul celebraron los restantes.

Y no sólo inflan redes, también evitan caídas. La 'Canarinha' tiene la defensa menos vulnerada con dos goles en seis juegos. Argentina encajó tres, uno más que Uruguay.

3.- RIVALIDAD HISTÓRICA

Algunos historiadores señalan que la rivalidad surgió a principios del siglo XX en medio de las aspiraciones de ambas naciones de perfilarse como potencias del Cono Sur. 

Para otros, es una cuestión meramente deportiva que fue alimentándose a la par de que crecían futbolísticamente y a la respuesta de la pregunta ¿Quién es mejor, Pelé o Maradona?

Sea cuál sea la razón, el hecho es que Argentina-Brasil seguramente es la rivalidad más fuerte entre selecciones. Los 'verdeamarelos' destacan sus cinco conquistas mundiales; los albicelestes, dos veces campeones del mundo, la genialidad de Maradona, Di Stéfano y Messi.

"Brasil y Argentina va mucho más allá de un simple partido de fútbol", dijo el zaguero Marquinhos. "Estas camisas hicieron parar al mundo para ver sus partidos".

"Vamos a jugar una final contra nuestro eterno rival, el de toda la vida, las dos selecciones más potentes de Sudamérica", afirmó Scaloni.

4.- FANTASMA DEL ‘MARACANAZO’

Setenta después, la sombra del 'Maracanazo' aún sobrevuela Brasil. 

El 16 de julio de 1950 Uruguay ganó su segundo Mundial luego de remontarle al 'scratch' (2-1) en el Maracaná, un imponente estadio en Rio de Janeiro -entonces con un aforo de 200.000 personas- construido para ese torneo. El revés fue un trauma para generaciones de brasileños.

Setenta años después, Messi puede arrebatarle la Copa a Brasil, campeón las cinco veces que alojó el evento (1919, 1922, 1949, 1989 y 2019). 

De darse, la victoria argentina puede ser menos impactante. El Maracaná, hogar del Flamengo y Fluminense, redujo su capacidad a 78.000 personas, pero sus gradas estarán sin público por los protocolos contra la pandemia.

5.- LOS MEJORES

El formato del torneo permite que equipos con poca puntuación sean finalistas. En Argentina-2011 Paraguay disputó el juego definitivo, ganado por Uruguay, sin haber vencido un solo partido. 

En la Copa América-2021, el séptimo cotejo enfrentará a los dos equipos con mejor rendimiento. Los campeones defensores hicieron 16 de 18 puntos. Sus rivales sumaron 14. Ambos están invictos.

La 'Canarinha' buscará su décimo título y la Albiceleste el décimoquinto, para empatar a Uruguay como los más ganadores. 

"Brasil comenzó fuerte la Copa América y llega al fin demostrando desgaste, un cierto cansancio", escribió el comentarista Paulo Vinicius Coelho en el portal Globo Esporte. "Es previsible que no tendrá una final fácil (...) contra Argentina, en franco crecimiento". 

Comentarios