Argentina goleó cómodo con un Messi desatado y Colombia sufrió en los penales con Juan Guillermo Cuadrado en la tribuna. Cualquiera haya sido el camino, ambos equipos se exprimirán en semifinales por un lugar en la final de la Copa América-2021.

El choque comenzará a las 21:00 en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, será transmitido por las pantallas de UNITEL y en simultáneo a través de UNITEL.bo; con el relato de Ernesto Moreno y el comentario de Sergio ‘Mono’ Galarza.

A la  selección que quede en pie le esperará el 10 de julio en el Maracaná la final contra el anfitrión Brasil.

Lionel Messi se juega ante la selección cafetera una de sus últimas posibilidades de darle un título a Argentina, que quiere cortar una sequía de 28 años sin ellos. Y de darse él mismo el gusto de lograr lo que no ha podido en cuatro finales, tres en la Copa América (Venezuela-2007, Chile-2015 y EEUU-2016) y una en el Mundial de Brasil-2014.

Para alcanzarlo, Argentina depende de su genialidad. Y en esa ansiedad por lograr el objetivo, cada vez se debate menos si Messi es el equipo o si Messi tiene un equipo. Hasta ahora, parece más lo segundo, pero poco importa: Argentina aplaude a su ídolo y le pide otro esfuerzo para llegar al partido decisivo.

El sábado, en el triunfo por 3-0 contra Ecuador, fue uno de esos días en que el 10 argentino ilusiona: repartió dos asistencias y después clavó un tiro libre al ángulo que lo afianzó en la cima de los goleadores del torneo, con cuatro tantos. Ese Messi disimula las vulnerabilidades de una Argentina con vaivenes que en general golpea y luego sufre bajones.

Le pasó en el segundo tiempo de su último enfrentamiento contra Colombia hace casi un mes en el premundial a Catar-2022, cuando la selección cafefera levantó un 2-0 y terminó en empate.  

Como aquella vez, Colombia tiene con qué quitarle la sonrisa a Messi y los suyos. 

Por empezar, recupera este martes a su referente Juan Guillermo Cuadrado, suspendido ante Uruguay el sábado. Forzado a descansar, el más destacado entre los cafeteros acumuló energías para afrontar a Argentina con ayuda de su buen fútbol y su fe.   

"Vamos a jugar una final contra Argentina; vamos a poner no el 100, sino el 200 por ciento y no ahorrarnos esfuerzos", dijo este lunes en rueda de prensa virtual el líder que cumplirá 100 partidos con la selección cafetera.

Su presencia no es lo único con lo que cuenta Colombia. El equipo está en ascenso, en un proceso iniciado este año con Reinaldo Rueda, quien le devolvió la autoestima después de las humillantes derrotas 3-0 ante Uruguay en Barranquilla y 6-1 con Ecuador en Quito en noviembre por eliminatorias.   

Comentarios