El portero boliviano Carlos Emilio Lampe fue la figura de Bolivia en la Copa América, torneo en el que la Verde quedó eliminada en la primera fase. 

Tras el partido contra Argentina se hizo viral una imagen donde se ve al portero abrazado con Leo Messi, y contó que "hablamos cosas del partido, como persona es extraordinario, humilde", dijo Lampe. 

Sobre su futuro no adelantó nada. "Si llega algo tentador o urgente lo analizaremos", apuntó. Y es que tras cada partido que disputaba se hablaba de interés de equipos del exterior por contar con los servicios del boliviano. 

Comentarios