Lionel Messi reconoció que hay preocupación por la noticia de la confirmación de casos positivos de coronavirus en la selección de Bolivia, que es uno de sus rivales en el grupo A de la Copa América que arrancó ayer en Brasil.

"Me preocupa, la verdad que nos preocupa porque es un riesgo para todos poder contagiarnos, poder agarrar el Covid. Intentamos cuidarnos y hacer todo lo que nos dicen, pero no es fácil porque después pasan estas cosas y nosotros nos enfrentamos contra las selecciones donde hay contagios”, señaló Messi en una conferencia de prensa previo a su debut en la Copa América.

Bolivia anunció el fin de semana, sin revelar los nombres, que tres de sus jugadores han dado positivo a coronavirus aunque ha solicitado una prueba de reconfirmación para este lunes sobre los contagios. 

Messi habla de los retos en la Copa

El capitán argentino dijo que están tratando de concentrarse en el fútbol para que su desempeño en el torneo sea el mejor y puedan lograr los objetivos trazados.

"Siempre estoy disponible para intentar ser parte de la selección y de dar el máximo porque mi mayor sueño es conseguir un título con la selección argentina. Estuve cerca muchas veces y no se me dio. Intentaré seguir buscándolo hasta que se pueda, hasta que se dé", dijo el capitán albiceleste en la víspera del choque con Chile en el estadio Olímpico de Rio de Janeiro.
Habitualmente parco para hablar con la prensa, la 'Pulga' resumió con inusual entusiasmo su gran cuenta pendiente con la Albiceleste. A un paso de cumplir 34 años, el 24 de junio, ya corre contrarreloj para sacarse el gusto de lograr su primer título con la selección mayor.

"Es el momento de dar un golpe", sintetizó, enfático, el ídolo argentino.

Messi perdió tres finales de Copa América: en Venezuela-2007 ante su archirrival Brasil, en Chile-2015 frente al anfitrión, un año más tarde en Estados Unidos también contra la Roja, y además cayó en el partido decisivo del Mundial de Brasil-2014, en el que Alemania le frustró el sueño de tomar por asalto el Maracaná.

El verdugo de Argentina en las citas regionales de 2015 y 2016 será una dura prueba para una Albiceleste en plena etapa de renovación. Los históricos Sergio Agüero y Ángel Di María aparecen en la banca y jóvenes como Lautaro Martínez, Giovani Lo Celso o Leandro Paredes, intentan consolidarse como titulares en una difícil estructura comandada por Messi.

Mire aquí la conferencia completa:




Comentarios