Bolivia perdió contra Uruguay (2-0) en el tercer partido del Grupo A de la Copa América. Finalizado el juego el venezolano habló para la organización y periodistas y apuntó a que los casos de Covid-19 debilitaron al grupo.

Agregó que no era momento para buscar culpables ni razones del partido de esta tarde.


SOBRE EL PARTIDO. “Estábamos llevando un buen partido, recibimos un gol que nos complicó. Después ellos se hicieron más sólidos en defensa y costó romperle las líneas (a Uruguay). Los jugadores intentaron ir sostener la pelota, se equilibró pero no se pudo dar con el resultado”, dijo el seleccionador.

LA COPA. “No se dio, no fue una copa sencilla para nosotros. Veníamos de dos partidos buenos en las eliminatorias, chocamos con los casos de Covid y eso nos debilitó. Hicimos buenas presentaciones, ahora jugando este fútbol en La Paz estamos seguros de conseguir muchos buenos resultados”, afirmó. 

Comentarios