Argentina y Uruguay, rivales centenarios, vuelven a toparse este viernes por el Grupo A de la Copa América-2021, con la especial atracción por el duelo entre Lionel Messi y Luis Suárez.

Uruguay tendrá su bautismo de fuego en el torneo continental, mientras que Argentina debutó con un empate 1-1 con sabor a poco frente a Chile.

Amigos inseparables fuera del campo de juego, Messi y Suárez estarán frente a frente por primera vez con sus selecciones desde que el charrúa fue eyectado del Barcelona en agosto de 2020, donde formó una poderosa pareja atacante con el argentino durante seis temporadas.

Ambos son los goleadores históricos de sus selecciones: Messi con 74 tantos y Suárez con 63, pero las urgencias son diferentes.

El uruguayo ya se sacó el gusto de ganar una Copa América, justamente en Argentina en 2011 en la que eliminó en cuartos de final por los penales al seleccionado de su compadre.

TAMBIÉN LEA: La Conmebol sanciona a Martins con un partido de suspensión y una multa de $us 20 mil

En cambio, el argentino, a punto de cumplir 34 años igual que su amigo, carga con una pesada mochila que busca aliviar en esta Copa América, tal vez su última oportunidad.

Un triunfo el viernes ante Uruguay sería clave para avanzar en su meta de cortar una racha de tres finales perdidas en este torneo continental en Venezuela-2007 ante Brasil, y dos sucesivas ante Chile, en 2015 y 2016.

Pero falta mucho para eso y si la Albiceleste no mejora en defensa y afina la puntería en ataque, le será muy difícil cortar una racha adversa de 28 años sin ganar ningún título.

Comentarios