Con 73 años de edad, Jorge Masay Guasase es considerado uno de los íconos en su natal San Ignacio de Velasco, donde con ayuda de su trapiche con el que extrae el jugo de caña, el principal ingredientes para elaborar sus tablillas y empanizados que son muy requeridos en este municipio. A pesar de los años, el secreto y dedicación para elaborar estos productos.

“Ahora estoy trabajando, la fuerza no me da, pero yo me siento muy capaz”, señaló Masay y recordó con cariño sus vivencias y los obstáculos que superó.

Masay es considerado un ícono de perseverancia, dedicación y esfuerzo en su tierra natal, San Ignacio de Velasco que celebrará 274 años de fundación el 31 de julio.

Masay continúa con el legado del oficio familiar aunque tras la muerte de su progenitor sólo contaba con el trapiche y las ganas de revivir el trabajo de su padre.

La jornada de Masay en el molino inicia a las 5:00 y se extiende hasta cerca del mediodía cuando los empanizados, tabillas y jugo de caña están listos para ser vendidos en las calles de su pueblo.

Don Jorge compartió sus conocimientos con sus nuevos quienes, junto a su esposa, atienden el molino que siempre está en movimiento y forma parte de la historia de San Ignacio.

Por la perseverancia, dedicación y esfuerzo en lo que hace, Jorge Masay Guasase es un Cruceño de Oro.

Comentarios