El Hogar María Reyna de La Paz acoge a varias de personas de la tercera edad a quienes otorga protección y sustento.

La hermana María, quien es la responsable de las hermanas misioneras de la caridad de El Alto, nos mostró un poco de la enorme labor que se realiza en este lugar dando una nueva oportunidad de vida y mejor calidad a los abuelitos que han quedado solo o han sido abandonados.

Al menos 53 personas son acogidas en este lugar, de las cuales 14 son adultos mayores y el resto son personas que sufren alguna discapacidad.

Cerca de seis hermanas y 20 voluntarios son los que realizan esta labor diariamente para ayudar a este grupo de personas.

Este domingo, Dar la Nota canta con el fin de ayudar a este noble hogar.

Comentarios