Luego de que la señorita Máquina diera los nombres de las dos personas que obtuvieron la puntuación más baja en la segunda ronda de canto, Javier y Mathías debieron enfrentar sus miedos y recibir el ‘castigo del Chacal’.

Ambos integrantes de Midnight Dreamers fueron cubiertos de los ojos y debían adivinar que había en los cubículos, pero los artistas no pudieron ni introducir la mano para intentar averiguarlo.

Una vez que se quitaron los antifaces y vieron lo que había en el interior de las cajas, Javier y Mathías quedaron tan avergonzados que no podían explicar cómo el miedo se apoderó de ellos.

Revive el divertido momento en el siguiente video:

Comentarios