A menos de tres semanas para el pitazo inicial de la Copa América 2021, la decisión sobre si Argentina será sede del torneo sigue incierta, condicionada a estrictos protocolos sanitarios en medio del peor momento de la pandemia del covid-19.

"Necesitamos saber si la Conmebol está con posibilidades de cumplir los requerimientos que le estamos haciendo", dijo este jueves el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en declaraciones a Radio10.

Las condiciones fueron entregadas el miércoles durante un encuentro en Buenos Aires entre el presidente Alberto Fernández y el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

En un comunicado posterior a la reunión con Fernández la entidad deportiva dijo que "el gobierno argentino le presentó a la Conmebol un estricto protocolo para que se realice la Copa América en el país".

"Se evaluaron los aspectos organizativos y logísticos -con la eventual habilitación de sedes adicionales- y todo lo concerniente a los protocolos sanitarios", añadió la Conmebol.

Entre las exigencias del gobierno figura una reducción del tamaño de las delegaciones.

"Se tomaron el tiempo para estar definiéndolo, entiendo que tienen que hablar con todas las delegaciones para ver si pueden cumplir con los protocolos que Argentina está exigiendo", dijo Cafiero.

"Es complejo, esto siempre se hace con mucho dilema, pero la idea es tratar de avanzar", dijo.

Poco antes, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo que "estrictamente, recibir entre 1.000 y 1.200 personas de distintos lugares con un protocolo muy estricto no es una situación epidemiológica de gran relevancia".

Representantes de la Conmebol han inspeccionado estadios en los últimos días en Argentina en la eventualidad de agregar sedes para los partidos originalmente programados en Colombia, ya excluida de la organización, entre ellos la final del 10 de julio.

Comentarios