Argentina dejó escapar un vital triunfo ante Colombia, que logró un agónico empate 2-2 en los descuentos, mientras Uruguay sigue sin combustible en las Eliminatorias sudamericanas, aunque todo Sudamérica está con la mirada en la Copa América, nuevamente en duda a pocos días del inicio el domingo en Brasil.

La Copa América está ahora a la espera de un fallo del Tribunal Superior de Brasil, que atendió dos reclamos para impedir que se juegue el más antiguo torneo de selecciones, alegando la crítica situación por la pandemia del covid 19 en Brasil, con casi 477.000 muertos, el segundo país en el mundo con más decesos.

Y en Colombia, el fútbol y la protesta social van de la mano. La noche del martes manifestantes y policías se enfrentaron en las cercanías del estadio de Barranquilla, antes del partido entre el local Colombia y la Argentina de Messi.

Este encuentro fue el único de la clasificatoria sudamericana que se disputó con público en el estadio.

Por la crítica situación social, Colombia dejó de ser una de las sedes de la Copa América y también canceló Argentina, pero por la pandemia del covid-19. Ahora pasó a Brasil, pero...

Argentina lo dejó pasar

El equipo de Lionel Messi había hecho la diferencia desde muy temprano, en los diez primeros minutos de juego con goles del defensa Cristian Romero y del volante Leandro Paredes, pero no pudo aguantar el vendaval colombiano en la segunda parte y dejó un triunfo que le permitía mirar de reojo a Catar-2022.

Colombia, con goles Luis Muriel de penal al minuto 51 y luego Miguel Borja, de cabeza en el 90+4, logró un empate que lo deja en carrera en la lucha por uno de los cuatro boletos directos a Catar-2022.

A Argentina (12 puntos) el empate no le modifica demasiado la ecuación, aunque un triunfo le hubiera permitido escaparse con Brasil, el líder con 15 puntos pero con un partido menos.

Messi no fue esta vez el que marcó la gran diferencia, aunque tuvo el relevo del volante del PSG, Leandro Paredes que anotó un tanto de alta calidad.

Comentarios