Argentina de Messi quiere cerrar un año de ensueño firmando su visa a Catar-2022 el martes ante su archirrival Brasil, ya clasificado y sin Neymar, en una fecha en la que Ecuador puede allanar su camino al Mundial si vence a un Chile en ascenso.

La Albiceleste se entusiasma con coronar el martes en San Juan (oeste de Argentina) su pase al Mundial en un año de película que llegó al climax con el título de Copa América en el Maracaná en julio y ante el rival histórico tras 28 años de sequía.

Con 26 partidos invicto (19 victorias y siete empates), el seleccionado de Lionel Scaloni despierta una renovada pasión popular que se reflejó en la increíble demanda de entradas en el estadio de San Juan.

Unas 25.000 personas podrán celebrar la clasificación el martes si Argentina derrota a Brasil y Colombia (quinto) no vence a Paraguay. O también en caso de que Chile (cuarto) no le gane a Ecuador y Uruguay (sexto) tampoco venza a Bolivia.

Una multitud de simpatizantes aguardó en largas colas durante más de un día para conseguir localidades y ver a su ídolo Messi contra el adversario histórico.

Sin embargo no se dará el esperado duelo del astro argentino frente a su amigo Neymar, ambos compañeros en el Paris Saint-Germain, quien será baja debido a un dolor en su muslo izquierdo, informó la Confederación Brasileña de Fútbol.

"Brasil-Argentina es un gran partido, lleno de historia, con un alto nivel individual en ambos equipos", aseguró el DT brasileño Tite.

La Seleçao logró su clasificación en la fecha pasada tras acumular un cosecha impresionante de 34 puntos en 12 juegos. Ambas potencias sudamericanas deben su partido de la sexta fecha suspendido por el ingreso al campo de juego de agentes sanitarios anticovid brasileños.


Comentarios