La Confederación Sudamericana de Fútbol anunció la noche de este domingo que la Copa América no se jugará en Argentina "en atención a las circunstancias" y que se analiza otro país para que el torneo se lleve adelante.

Argentina es el segundo país en perder la sede, primero fue Colombia (con el que debía compartir la organización) al que se le retiró la sede debido a los actuales conflictos sociales que atraviesa.


La Copa debe arrancar el 13 de junio, según el calendario oficial de la competencia. 

La semana pasada se había adelantado que la crisis del coronavirus en Argentina, debido al incremento de contagios lo que ha generado que se aumenten las restricciones, era la principal razón para pensar en otra sede para la Copa América.

De momento la Conmebol no ha anunciado cuál será el nuevo país que albergará el torneo de fútbol que reúne a las selecciones de fútbol de Sudamérica.


En su segundo tuit la Conmebol añade que respecto al futuro del torneo y su nueva sede "en la brevedad se anunciarán novedades en este sentido".

La pasada semana se informó que uno de los países que había ofrecido organizar la Copa América era Estados Unidos, en el que la situación de la pandemia está controlada, se ha avanzado en la vacunación y permitiría incluso tener público en los estadios.

Comentarios