La Conmebol anunció este lunes que la Copa América-2021 se disputará en Brasil, a un año de la postergación inicial por la pandemia y tras idas y vueltas que terminaron con el retiro de la sede a Colombia y Argentina.

Marzo 2020 

En marzo de 2020, Conmebol postergó un año la realización de la edición 47 de la Copa América dada la "evolución mundial y regional del coronavirus". Una decisión en línea con la postergación de la Eurocopa.

En ese momento, el covid-19 pegaba fuerte en Europa y se comenzaban a producir los primeros brotes de importancia en Sudamérica.

Febrero 2021

La pandemia deja al torneo sin sus dos invitados. Tanto Catar como Australia desistieron de su desembarco en Sudamérica alegando problemas de calendario y en medio del avance de una pandemia de coronavirus.

20 de mayo

Inmersa en una profunda crisis social, con decenas de muertos, Colombia pidió el 20 de mayo aplazar la realización de la Copa - con inicio previsto para el 13 de junio- hasta "finales de este año".

Mientras fuertes disturbios golpeaban Bogotá, Medellín y Cali, previstas para ser sedes de la justa, el gobierno colombiano pedía que se contemplara el cambio para poder "realizar este evento de la mejor manera posible con hinchas en los estadios".

La Conmebol respondió de inmediato el pedido de Colombia, se negó a aplazar el inicio del torneo y le quitó la co-organización del centenario campeonato sudamericano de selecciones.

El rector del fútbol sudamericano se negó a escuchar el pedido de los cafeteros de postergar por segunda vez el evento y anunció que el torneo seguía firme en Argentina, mientras se trabajaba en una relocalización de los partidos que debían jugarse en suelo argentino.

Hasta este momento, Argentina aparecía como firme candidato a ser única sede de la competencia.

30 de mayo

El domingo, a dos semanas de su inicio, la Copa sufrió otro duro golpe. Argentina, la casa de Lionel Messi, también quedó fuera de la organización del torneo.

Conmebol apeló a la intensa ola de contagios de covid-19 que afecta al país, y el estricto protocolo sanitario que exigió el gobierno de Alberto Fernández para permitir el desarrollo del evento en el país, para justificar su decisión.

Sin sede para la Copa, el rector del fútbol sudamericano se embarcó en una nueva carrera por concretar la sede y reacomodar el fixture del torneo que disputan las diez selecciones de Sudamérica del 13 de junio al 10 de julio.

31 mayo 

En medio de una ola de rumores que colocaban al certamen en Chile, Estados Unidos y hasta Catar, Conmebol sorprendió este lunes: La Copa América se juega en Brasil.

Con más de 450.000 muertos y 16,5 millones de contagios por el covid-19, Brasil no figuraba en el mapa de los aficionados del fútbol para recibir la Copa apenas dos años después de organizar la edición 2019.

El vigente campeón del torneo tendrá ahora la responsabilidad de albergar en medio de la pandemia una nueva edición de la Copa, completando así una seguidilla inigualable de grandes eventos que comenzó en 2014 con la organización del Mundial de fútbol, continúo en 2016 con Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos y en 2019 con la realización de la pasada Copa América.




Comentarios