La Selección Boliviana de Fútbol continúa con el trabajo de preparación con miras al partido que jugará este viernes ante Chile (17:00) en el estadio Arena Pantanal por la segunda fecha del Grupo A de la Copa América. Labor de gimnasio realizó este miércoles por la mañana.

El entrenador venezolano César Farías deberá mover sus fichas y esperar a algunos jugadores que terminaron con fatigas musculares tras el partido que Bolivia perdió contra Paraguay (3-1) el lunes. 


La noche del martes, tras su arribo a Cuiabá, el equipo nacional hizo un trabajo físico liviano, mientras que durante la mañana de hoy miércoles realizaron una labor en el gimnasio. Por la tarde habrá una sesión de fútbol, que será en el estadio Dito Souza, a puertas cerradas para la prensa.

A las bajas por Covid-19 de Marcelo Martins, Luis Haquin y Henry Vaca, se suma la de Jaume Cuéllar expulsado frente a Paraguay. Uno de los jugadores que seguía con dolencias en el muslo derecho es Óscar Ribera, quien espera poder recuperarse y ser parte de las opciones de cambio para Farías.

A pesar de las críticas Rubén Cordano fue el portero que más atajadas tuvo en la primera jornada del torneo y Roberto Carlos Fernández mostró su aporte en la zona de volantes.

Uno de los jugadores que habló para los medios de prensa fue el defensor Jairo Quinteros, el central dijo que “tenemos sensaciones positivas por el trabajo, estamos unidos a pesar del resultado del otro día. Es complicado lo que pasamos (por los contagios de coronavirus), son factores que no podemos controlar y esperamos que los compañeros se recuperen lo antes posible porque contamos con ellos”, apuntó Quinteros.

Este viernes Bolivia jugará otra final ya que necesita sumar puntos para seguir con la ilusión de acceder a la siguiente fase de la Copa América, de las cinco selecciones que integran cada grupo cuatro acceden a los cuartos de final.

La Verde jugará el viernes con Chile, posteriormente lo hará contra Uruguay y cerrará con Argentina. 

Comentarios