La Policía de Merseyside, región de Liverpool, anunció este domingo que abrió una investigación por posible "agresión" tras el gesto de enfado de Cristiano Ronaldo contra un hincha de Everton, el sábado tras la derrota de Manchester United por 1-0 en un partido de la Premier League.

Cuando abandonaba el terreno de juego, el atacante portugués del United golpeó en la mano de un adolescente cuando salía del campo, haciendo caer al suelo el teléfono móvil del joven hincha.



"Podemos confirmar que estamos en contacto con Manchester United y Everton tras las informaciones sobre una posible agresión en el partido entre Everton y Manchester United en Goodison Park", indicó un portavoz de la Policía.

"Hay una investigación en curso y hay agentes que trabajan con Everton para analizar las imágenes de videovigilancia y que reúnen la totalidad de los testimonios para determinar si se ha cometido un delito", apuntó.

La Federación Inglesa de Fútbol también va a estudiar este incidente, indicó esa organización a la web The Athletic.

La madre del muchacho de 14 años, con diagnóstico de autismo y dispraxia, indicó a la prensa que su hijo tenía un hematoma en la mano y que el incidente le dejo "en shock".

El adolescente se inclinó hacia el túnel de vestuarios para grabar a Cristiano Ronaldo cuando salía del terreno de juego.


"Ronaldo simplemente pasó y, de muy mal humor, golpeó la mano de mi hijo, haciendo caer su teléfono, y continuó su camino", contó la mujer a Liverpool Echo.

Su hijo estaría tan disgustado que ya "no quiere volver a ver un partido". Era la primera vez que acudía al estadio para presenciar uno, explicó la madre.

El sábado por la noche, unas horas después de ese gesto de enfado, Cristiano Ronaldo se disculpó públicamente a través de Instagram.



"Nunca es fácil gestionar tus emociones en momentos difíciles como los que vivimos", escribió CR7.

"Sin embargo, siempre debemos ser respetuosos, tener paciencia y dar ejemplo a los jóvenes que aman este bonito deporte. Querría disculparme por mi momento de enfado y, si es posible, me gustaría invitar a ese aficionado a venir a ver un partido a Old Trafford, como señal de fair-play y espíritu deportivo", añadió.

Comentarios