Las dedos de una mano no alcanzan para contar las ausencias. Sin Neymar, Casemiro y Coutinho, Brasil estrenará ataque el viernes ante una Venezuela ávida de sumar para salir del fondo del clasificatorio sudamericano.

El vacío de los tres titulares y de otros cuatro suplentes habituales (Gabriel Menino, Eder Militao, Fabinho y Rodrigo Caio) pondrá a prueba, de nuevo, la capacidad del grupo de Tite para reinventarse. Aunque el rival, en el estadio Morumbí de Sao Paulo, pinta poco peligroso.

Con dolencias en el aductor izquierdo, el 10 del PSG se guardaba para el duro partido contra Uruguay, el martes en Montevideo, en el cierre de los juegos internacionales del convulso 2020. Pero la lesión no alcanzó a cicatrizar y fue desconvocado la noche del jueves.

"Cuando se trata de la selección, todos tienen que asumir la responsabilidad (...) Con Neymar estamos más cerca de la victoria, pero hemos demostrado que podemos jugar sin él", dijo el atacante Gabriel Jesús.

Sin 'Ney', la 'Selecao' ganó la Copa América de 2019. Pero en esta ocasión, se suman las bajas del capitán Casemiro, contagiado con covid-19, y del lesionado Philippe Coutinho, el hombre de las ideas cuando no está Neymar.

"Tenemos una base y ya sabemos lo que tenemos que hacer", aseguró Richarlison.

Ausente por dolencia en las victorias holgadas contra Bolivia (5-0) y Perú (4-2), en los dos primeros juegos de la eliminatoria, Gabriel Jesús liderará el ataque brasileño junto a Richarlison y Roberto Firmino.

En la que será su primera titularidad, Everton Ribeiro (Flamengo) se unirá a ellos como conductor o abierto en una banda, si Tite ubica a Richarlison como nueve y a Firmino como mediapunta. Como sea, será una ofensiva inédita.





Comentarios