Lionel Messi, ganador del último Balón de Oro a mejor jugador del año, y Gianluigi Donnarumma, último Trofeo Yashin a mejor arquero, frente a frente pese a ser compañeros de equipo en el París Saint-Germain. Será el miércoles en Londres, en la Finalissima entre Argentina e Italia.

El pasado 1 de diciembre, el Parque de los Príncipes del PSG proyectaba en su exterior la imagen de Messi y Donnarumma a modo de homenaje, con el texto "Paris Golden City" (París, ciudad de oro).

En el interior del estadio, donde el París Saint-Germain empató 0-0 ese día contra el Niza, hubo un breve homenaje a ambos jugadores por los trofeos que habían recibido unos días antes en los prestigiosos galardones anuales de la revista France Football. Los dos posaron juntos y sonrientes.

Esos reconocimientos individuales recompensaban sus aportaciones en ese 2021, especialmente con sus selecciones nacionales.

Messi se proclamó por fin campeón con la selección argentina absoluta, en la Copa América, con cuatro tantos y siendo elegido el mejor del torneo.

Por su parte, Donnarumma fue decisivo para que Italia conquistara ese año la Eurocopa.

El arquero azzurro fue el héroe en la tanda de penales de la final, en la que Italia se impuso a Inglaterra en Wembley, precisamente el escenario de la Finalissima de este miércoles.

Entonces Donnarumma detuvo dos de los lanzamientos ingleses, los de Jadon Sancho y Bukayo Saka. Marcus Rashford envió además al poste e Inglaterra sucumbió.

Después de esas finales continentales, el PSG se hizo con los servicios tanto de Donnarumma como de Messi.

La temporada de ambos en el equipo de París ha sido la de la adaptación a un nuevo entorno, tras crecer en el AC Milan y el Barcelona, respectivamente.

Puedes leer: Sigue la Finalissima y todos los detalles del encuentro entre Argentina e Italia en Unitel.bo

Messi ha tenido que aprender a tener un papel secundario en la Ligue 1 francesa, donde ha destacado más como pasador que como anotador: tras haber sido el máximo goleador de la Liga española en las cinco anteriores temporadas con el Barça, firmó en su primer año en la Ligue 1 francesa seis tantos, lejos de Neymar (13) y sobre todo de Kylian Mbappé (28), el artillero más letal del torneo.

"Leo Messi continúa siendo el mejor del mundo. Es una persona genial y es muy importante para nosotros", le defendió en abril Donnarumma en una entrevista a Sky Italia.

La temporada del arquero, por su parte, se ha visto marcada por la competencia con el costarricense Keylor Navas, con el que ha dividido el tiempo de juego en una poco habitual cohabitación a lo largo del curso.

El arquero también tuvo momentos difíciles, como las críticas por su actuación ante el Real Madrid en la eliminatoria de octavos de Liga de Campeones en la que el PSG quedó eliminado, y sobre todo el fracaso de Italia al no lograr clasificarse para el Mundial de Catar-2022.

Comentarios