El podio, con derecho a boleto directo a Catar, ya comienza a ser la zona de confort de la complicada selección ecuatoriana, que el martes visita a Chile en Santiago (también en zona de clasificación directa), en franca recuperación en el premundial con tres triunfos consecutivos.

Es un partido que marcará el rumbo de ambos en el premundial, a falta de cuatro fechas entre enero y marzo del año próximo.

Ecuador luce cómodo en la tercera posición, con 20 puntos, a una distancia de cuatro respecto a Chile, Colombia y Uruguay (los 3 con 16, pero los cafeteros quintos con mejor saldo de gol que la Celeste, sexta). Un triunfo de los dirigidos por el argentino Gustavo Alfaro le dejará el camino bastante despejado para avanzar al Mundial.

El conjunto de la mitad del mundo seguirá apostando a mantener el cero en su valla como método para llegar a la cita máxima, según confesó Alfaro, y Chile está animado con su escalada en las tres última fechas, la última vital ante Paraguay de visita.


Comentarios