El Manchester City dio un paso importante para disputar su primera final de la Liga de Campeones este miércoles al vencer 2-1 en la cancha del París Saint-Germain, que finalizó con diez jugadores por la expulsión de Idrissa Gueye (78), en la ida de semifinales.

Puso por delante a los locales su capitán Marquinhos (15), pero el City dio la vuelta al marcador gracias a Kevin de Bruyne (64) y Riyad Mahrez (71).

Comentarios