Para llegar aquí ellas tuvieron que franquear más de un obstáculo. Diez selecciones disputarán en Colombia la Copa América Femenina que da tres cupos al Mundial-2023 y significa décadas de lucha por la igualdad entre hombres y mujeres en el fútbol.

Brasil, la que más veces ha levantado el trofeo, es favorita en el certamen regional que se juega entre el viernes 7 y 30 de julio en suelo cafetero. 

El torneo da tres cupos directos al Mundial de 2023 en Australia y Nueva Zelanda, dos para los Juegos Olímpicos de París 2024. 

Sudamérica llega a esta cita cuando el fútbol mundial da señales de cambio en un deporte de tradición machista. Pero "todavía falta mucho", coinciden expertas consultadas por AFP. 

"Somos todavía un continente muy amateur, que no respeta y no le da valor al fútbol femenino, un continente que tiene mucho que aprender", dijo la periodista deportiva Pilar Velásquez.

En Estados Unidos se logró un histórico acuerdo de igualdad salarial entre hombres y mujeres en febrero. Los partidos femeninos cada vez convocan más hinchas. 

Y aunque en la región los cambios se dan a cuentagotas, Colombia recibe un torneo que atraviesa su propio proceso de consolidación. Es la primera edición de la Copa América Femenina que contará con premios. Esta vez, habrá 1,5 millones de dólares para las campeonas y 500.000 dólares para las subcampeonas.

"Es la primera vez, ya era hora, y claro hay todavía una brecha muy grande" con los premios para hombres, aseguró la periodista deportiva, Carolina Castellanos.

Bolivia y Ecuador serán los encargados de levantar el telón el viernes en el Estadio Pascual Guerrero, de Cali (suroeste). 

Luego la selección de Colombia se enfrentará a Paraguay en el mismo escenario.

El sábado en Armenia (oeste) jugarán Uruguay y Venezuela y luego tendrá lugar el clásico más atractivo entre las únicas dos selecciones que han levantado este trofeo: Argentina, una vez, y Brasil, en siete ocasiones.

Lee también: La Verde femenina viajó a Colombia para encarar la Copa América 2022

Las estrellas

Brasil es el plato fuerte del torneo y Angelina está llamada a ser la gran figura de esta generación tras una década de Marta.  

De su lado Argentina, la única que ha podido evitar el pleno de campeonatos de las brasileñas, apuesta por Estefanía Banini.

Y Colombia, que atrae miradas por su condición de anfitriona, apelará a su estrella la centrocampista Leicy Santos.

Esta edición de la Copa América está dividida en dos grupos de la siguiente manera. En el A están Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay y Bolivia y en el B, Brasil, Perú, Venezuela, Argentina y Uruguay.

Dentro de cada grupo juegan todos contra todos y, en la siguiente fase, clasificarán los tres primeros equipos de cada zona. Las selecciones que queden en el tercer puesto en la fase de grupos jugarán por el quinto puesto del torneo.

Luego el primero de cada grupo jugará en semifinales contra el segundo del otro grupo para definir el paso a la final.

Clasificarán directamente al Mundial de Fútbol Femenino las selecciones que queden en el primero, segundo y tercer puesto, mientras que las de los lugares cuarto y quinto irán a un repechaje.

Comentarios