La selección boliviana de fútbol le robó un punto importante a Chile (1-1) en el estadio San Carlos de Apoquindo, en Santiago. La Verde tuvo un aliado y ese fue el VAR, que acabó dando la alerta que cobró el penal para que Marcelo Martins marcara.

Transcurría el minuto 77 cuando un remate de Marcelo Martins se vio – por la televisión- que se fue desviado, el atacante con bastante euforia reclamó una mano. Un minuto después el árbitro del partido, el paraguayo Eber Aquino, detuvo el partido tras un llamado de sus colegas que revisaban el VAR.

Tras recibir el llamado de alerta Aquino fue hasta la pantalla del VAR, revisó la jugada y claramente se ve que la pelota le da en la mano del chileno Maripán. Se cobró el penal y Marcelo Martins no defraudó, la mandó adentro para festejar el 1-1. 

Comentarios