El italiano Francesco Bagnaia ganó este domingo el Gran Premio de Valencia, que quedará para la historia de MotoGP como la última carrera de su mentor, la leyenda Valentino Rossi, que se retira a sus 42 años.

Rossi, tras completar su 432º Gran Premio contando todas las categorías desde 1996 con una 10ª plaza anecdótica, dice adiós a su deporte, que hizo crecer hasta el punto de encarnarlo como ningún otro piloto.

La fiesta y el día han sido para el piloto italiano, después de que el francés Fabio Quartararo (Yamaha), 5º este domingo ya se hubiera asegurado el título mundial hace dos carreras.

No obstante, Rossi, relegado esta temporada a la escudería satélite Yamaha-SRT, no ha logrado el milagro de acabar en el podio por primera vez en 2021, no pudiendo mejorar su récord de 199 podios en la categoría reina.

Acabó la temporada en 18ª posición, su peor resultado en 26 temporadas en el campeonato del mundo, aunque eso poco importó a los miles de aficionados que acudieron al circuito de Cheste para ver las últimas vueltas del ídolo (76.226 espectadores).

Son número 46 estaba por todas partes. En los cascos de sus discípulos 'Pecco' Bagnaia - subcampeón del mundo y ganador de su 4º GP del año este domingo- Franco Morbidelli o Luca Marini (su hermanastro).

'Grazie Vale'

En las tribunas llenas del circuito Ricardo Tormo, su número y sus iniciales, que forman la lucrativa marca 'VR46', ondeaban en las banderas amarillas bajo el sol otoñal valenciano.

Incluso en el número total de sus kilómetros encontramos su cifra con 46.000 km recorridos por 'Vale' en carrera.

En el paddock, las nueve motos de sus títulos lucían juntas desde el jueves, cuando se subió a las mismas para la foto y para recordar cuando dominaba el moticiclismo (1997 en 125cc, 1999 en 250cc, 2001 en 500cc, de 2002 a 2005 y en 2008 y 2009 en MotoGP).

Comentarios