El Liverpool ganó en Lisboa 3-1 al Benfica este martes en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, y dio un paso hacia las semifinales de la Champions.

Con goles Ibrahima Konaté (17), Sadio Mané (34) y Luis Díaz (88), los 'Reds' doblegaron al Benfica, si bien los portugueses pusieron en aprietos a los visitantes, especialmente después del gol del uruguayo Darwin Núñez (49).

"Esto no ha terminado, nos queda otro gran partido la semana que viene", declaró después del partido Konaté a los micrófonos de BeIn sports.

- Inicio dominante -

Los 'Reds' saltaron al Estadio da Luz dominadores, acosando desde los primeros compases del partido la portería defendida por el griego-alemán Odisseas Vlachodimos. Mohamed Salah buscó el gol, primero con un disparo desviado luego de un pase de tacón de Sadio Mané (9) y después con el egipcio pasando a Naby Keita, que remató a los guantes de Vlachodimos (12).

Hubo que esperar a una acción a balón parado, para que un saque de esquina puesto por Andy Robertson encontrara la cabeza de Konaté (1-0, 17) para que el francés anotase su primer gol como 'Red'.

El Liverpool no aflojó, y un centro alejado de Trent Alexander-Arnold encontró a Luis Díaz en el área, y el colombiano puso el balón a placer a Mané para doblar la ventaja (2-0, 34). Salah pudo poner el tercero justo antes del descanso pero de nuevo el guardameta griego detuvo su intento.

- Díaz decisivo -

El paso por los vestuarios sentó mejor a los locales, que lograron filtrar un pase al área, a priori sencillo de defender para la defensa del Liverpool, pero que Konaté erró a despejar, dejando al uruguayo Darwin Núñez en ventaja para anotar (2-1, 49).

El propio Núñez primero (55), y Everton Sousa (60) rozaron el empate del Benfica.

"Nos asustamos un poco al inicio de la segunda parte", confesó Konaté sobre esos caóticos minutos.

Jurgen Klopp reaccionó desde el banquillo y retiró a Salah y Mané, que vienen de enfrentarse en eliminatorias para el Mundial, y que pueden ser claves en el partido del domingo contra el Manchester City.

Junto a las dos estrellas, abandonó el terreno de juego el español Thiago Alcántara, para dar entrada a Diogo Jota, Roberto Firmino y Jordan Henderson. El movimiento pareció calmar el partido ya que evaporó en parte el renovado ímpetu del Benfica.

Sin un dominante claro y con ocasiones de ambos equipos, los minutos fueron pasando hasta que Naby Keita encontró con un pase a Luis Díaz, uno de los jugadores más activos de los 'Reds', que aprovechó para devolver una ventaja más cómoda a los suyos con un gol decisivo (3-1, 88).

Esta es la quinta victoria consecutiva como visitante del Liverpool en Champions League, luego de lograr el pleno en fase de grupos y hacer lo propio en la ida de cuartos de final contra el Inter (2-0).

Antes del partido de vuelta el próximo miércoles, el Liverpool visita el domingo, en un decisivo partido por el campeonato inglés, al Manchester City, que cumplió en Europa derrotando 1-0 al Atlético de Madrid.


Comentarios