Perú respiró con triunfo 2-1 ante Colombia este domingo en Goiania y volvió al ruedo tras un pésimo debut en el Grupo B de Copa América-2021, mientras los cafeteros que empezaron en lo alto pierden impulso y dejan serias dudas.

Sergio Peña estuvo en el lugar y el momento indicado para anotar a los 17 minutos el gol de la apertura para Perú. Colombia llegó al empate a los 52 con un penal que cambió por gol Miguel Borja, pero la suerte estuvo del lado incaico y una confusión en el área provocó que Yerry Mina anotara en contra (64) el definitivo 2-1 a favor de los peruanos.

El partido premió la fortaleza anímica de un equipo dirigido por el argentino Ricardo Gareca que pegó en los momentos justos y sin complejos defendió, ante un rival por momentos confundido, la ventaja conseguida.

Peña anota, Perú respira 

Reinaldo Rueda apostó a la dupla Zapata-Miguel Borja y Ricardo Gareca dejó a Gianluca Lapadula suelto arriba, a la espera de que André Carrillo, Sergio Pena y Christian Cueva crearan para abastecer al goleador.

La táctica parecía sonreír a Rueda con un equipo suelto, que llegaba tibiamente a la última zona peruana, y que Juan Cuadrado casi pone en ventaja con un remate desde la puerta del área que se fue apenas desviado.

Pero apareció la magia inca y tras un manejo de balón delicioso, arranque por la banda y un remate de Yoshimar Yotun desde fuera del área que se estrelló en el palo defendido por David Ospina, Sergio Peña tomó el rebote y sin piedad remató para abrir el marcador.

La mochila de la goleada 4-0 recibida en el debut ante Brasil parecía en el olvido para el equipo de Gareca y con el resultado a favor el toque inca fluyó.

Casi nada tuvo una primera mitad con sabor a poco, que se jugó en más del 50% del tiempo en la mitad de la cancha, y que tuvo un trámite casi tan deslucido al ambiente en las tribunas desiertas del estadio Olímpico de Goiana, sin público por la pandemia. 

Sí se pudo

Pero Colombia no estaba dispuesta a vender tan fácil una derrota, comenzó a atacar y rápidamente encontró una oportunidad al sufrir un penal por embestida de Gallese ante Borja, que el mismo jugador transformó en el 1-1.

El gol fue un bálsamo para los cafeteros y Rueda respondió con cambios. Chau Zapata, bienvenido Luis Muriel a falta de media hora para el final del partido, en intercambio de atacantes del Atalanta.

Mala suerte para el entrenador colombiano porque los cambios quedaron opacados por la respuesta de gol peruana. En una jugada aislada del ataque peruano, una confusión en el área defendida por Ospina y Yerry Mina anota un amargo autogol.

Borja, el más peligroso de los cafeteros, intentó levantar el ánimo e igualar el marcador con un disparo fuerte que se fue por encima del travesaño antes de que el partido entrara a los 20 minuto finales.

Pero con los de Gareca en defensa y los de Rueda atacando se pisó la recta final del duelo. Perú fue más fuerte y cerró con un triunfo de alto valor que deja preocupada a toda Colombia, que va de más a menos en la Copa.

Brasil, que tuvo fecha libre, lidera el Grupo B con seis puntos, seguido de Colombia que se estacionó en cuatro y Perú suma tres. Venezuela es penúltimo con dos unidades, tras firmar agónico empate ante Ecuador (2-2), que cierra con una unidad.                

 

Comentarios