Una comisión de fiscales detuvo este jueves en La Paz, durante el partido Bolivia-Ecuador por la ronda premundialista a Catar-2022, al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Marco Rodríguez, denunciado por clubes y futbolistas de cometer hechos irregulares.

En el aeropuerto de El Alto, Rodríguez sufrió una descompensación en su salud y fue llevado a un hospital local, informó por separado el club San José, quien explicó que su presidente Huáscar Antezana se encontraba junto a él.

Unitel mostró imágenes del momento en que Rodríguez era retirado por fiscales del estadio Hernando Siles, mientras se disputaba el partido de fútbol, y era subido a un automotor que se encontraba estacionado en las afueras del escenario.

Rodríguez se encontraba en las graderías observando el partido por la tercera fecha de la clasificatoria sudamericana al Mundial-2022. 

El director técnico de la Verde, César Farías, señaló por separado que "me dicen que a Marco se lo llevaron esposado del estadio y eso me consterna con Marco y con cualquier dirigente del fútbol boliviano".

Los fiscales llevaron a Rodríguez al aeropuerto con intención de trasladarlo a la ciudad de Santa Cruz, 900 km al este de La Paz, donde dirigentes de clubes y de los futbolistas lo denunciaron el pasado mes ante la justicia por supuestos hechos de corrupción.

Rodríguez fue acusado por comprar con supuesto sobreprecio unos terrenos en La Paz para construir un Centro de Alto Rendimiento (CAR) para la Federación Boliviana de Fútbol.

También sostiene un segundo lío con el otro vicepresidente de la FBF, Robert Blanco, quien también reclama para sí la presidencia de la entidad nacional, tras la muerte a mediados de julio pasado del titular César Salinas, por Covid-19.

Pese a los incidentes entre ambos, Rodríguez ha logrado mantener el control financiero y administrativo de la FBF.

El incidente se sumó a la derrota de la Verde 3-2 ante Ecuador en La Paz, su tercera caída consecutiva tras el 5-0 ante Brasil en Sao Paulo y el 2-1 ante Argentina de local, en las dos primeras fechas, que la colocó en la última posición de la tabla sudamericana.