Con un espectacular gol de su nuevo extremo brasileño Raphinha, el Barcelona se impuso este sábado 1-0 al Real Madrid en un vibrante amistoso en Las Vegas (Estados Unidos) en el que debutaron varios fichajes como el polaco Robert Lewandowski.

Aprovechando un flagrante error de Eder Militao, Raphinha anotó el gol del triunfo en el minuto 27 con un zurdazo desde fuera del área directo a la escuadra de Courtois.

Lewandowski, el fichaje estrella del Barcelona, partió de inicio y buscó incansablemente el gol durante los 45 minutos que estuvo sobre el césped.

Con otros refuerzos como el propio Raphinha, Christensen y Kessié, además del regreso de Ansu Fati tras la lesión, el Barcelona dio una pincelada del equipo competitivo que quiere volver a ser la próxima temporada.

"Creo que el resultado es corto. Hemos sido mejores que ellos, generado más ocasiones. Estamos en el buen camino", se felicitó el técnico Xavi.

"Hoy le hemos competido al campeón de la Liga y de la Champions (Liga de Campeones. De amistoso, poco", recalcó Xavi antes de alabar al deseado Lewandowski.

"Se adapta muy bien, es muy humilde. Lo ha ganado casi todo en el mundo del fútbol y tiene la humildad de trabajar duro para el equipo. Para nosotros es una señal increíble", afirmó.

El Madrid, que disputaba su primer partido de pretemporada, exhibió también a sus dos fichajes, el central alemán Antonio Rüdiger y el centrocampista francés Aurélien Tchouaméni, en un once con varios experimentos.

Ancelotti reservó de golpe a los tres mediocampistas habituales (Casemiro, Kroos y Modric) para probar a sus tres teóricos relevos del futuro (Tchouaméni, Valverde y Camavinga).

"He intentado poner a los nuevos (jugadores) para que se adapten al juego del equipo", explicó después Ancelotti.

El técnico italiano valoró el esfuerzo de sus jugadores pero reconoció la falta de mordiente ofensiva que sufren en ausencia de Karim Benzema, quien se incorporó recientemente al equipo tras unos días de vacaciones adicionales.

"Es el mejor del mundo y no hay nadie que lo pueda reemplazar", zanjó Ancelotti, quien probó en esa posición al belga Eden Hazard sin demasiada fortuna.

Este Clásico del fútbol español fue el cuarto que se disputó en el extranjero y el segundo en territorio estadounidense. La anterior cita, en julio de 2017 en Miami, terminó también con triunfo azulgrana por 3-2.

El escenario para esta ocasión fue el lujoso Allegiant Stadium, hogar de Las Vegas Raiders de la NFL, donde el ambiente festivo en las abarrotadas gradas (65.000 asientos) se contagió al césped en una trepidante primera mitad llena de ocasiones.

- REGALOS BLANCOS -

Lewandowski, quien se perdió el primer amistoso de la pretemporada ante el Inter Miami (6-0), quiso estrenar cuanto antes su cuenta como azulgrana y a los 11 minutos ya puso a prueba los reflejos de Courtois con un potente disparo.

En el 18, el uruguayo Federico Valverde tuvo la mejor ocasión del partido para el equipo blanco, con un trallazo desde fuera del área que se estrelló con potencia en el palo.

El primer regalo de la zaga blanca llegó en el 20 cuando el joven Camavinga se dejó arrebatar la pelota dentro del área por el astuto Pedri, que habilitó en posición inmejorable a Ansu Fati, que disparó demasiado cruzado.

En el 27 el Barça sí aprovechó otro error de Militao, que le entregó la pelota a Raphinha en la frontal del área para que lanzara un trallazo a la escuadra y se estrenara como goleador en un Clásico.

El ex punta del Leeds, la contratación más cara del año del Barcelona (unos 65 millones de euros), ya había brillado con un gol y dos asistencias en el debut del martes ante el Inter Miami.

Pese a la categoría de amistoso, el choque tuvo algunos momentos de tensión y una pequeña tangana al borde del descanso después de una fuerte falta de Jordi Alba sobre Vinicius Jr., en una de las pocas acciones en que el extremo brasileño logró sorprender en velocidad.

En el descanso ambos técnicos empezaron su carrusel de cambios (Courtois fue el único titular que terminó el choque) y el duelo bajó abruptamente de ritmo. Marco Asensio tuvo la mejor oportunidad merengue para empatar en una pared con Lucas Vázquez que culminó con un disparo raso ligeramente desviado.

En los últimos 20 minutos fue el Barcelona el que gozó de varias opciones claras para ampliar el marcador al contraataque, primero en un mano a mano de Franck Kessié con Courtois y después con dos disparos francos de Ousmane Dembélé.

Ambos equipos retomarán su gira de amistosos estadounidenses el martes, el Real Madrid ante el América de México en San Francisco (California) y el Barcelona frente a la Juventus en Dallas (Texas). 

Comentarios