La viceministra de Deportes, Cielo Veizaga, aseguró que el Gobierno cumplió con la selección de básquet de Bolivia al haber brindado ayuda en “temas administrativos” y que la logística y presupuesto es responsabilidad de la Federación Boliviana de Básquetbol (Febobasq). El combinado nacional enfrentará a Ecuador, este miércoles en Guayaquil a las 19:30 (hora en Bolivia). 

La selección boliviana ya está en suelo ecuatoriano luego de días agitados al darse a conocer malos tratos por parte de la Febobasq durante su concentración en Tarija

En el encuentro que se disputó en la capital chapaca, Bolivia venció a Ecuador por 91-57; sin embargo, los malos tratos provocaron que Josh Reaves, el boliviano-estadounidense que juega en la NBA, abandone el plantel.


"Hemos ido apoyándolos en temas administrativos (…), lo logístico y presupuestario creemos que hay una federación que se encarga de todo esto a través del Comité Olímpico”, dijo Veizaga, viceministra de Deportes.

La autoridad nacional aseguró que el Gobierno brindó su apoyo en temas como “corredor sanitario, el salvoconducto para los jugadores que vienen de afuera y haciendo la gestión para la vacunación para la selección”.

TAMBIÉN LEA: Reaves deja la selección boliviana por malos tratos

Guido Meruvia, sobresaliente exbasquetbolista boliviano, considera que la falta de apoyo a la selección boliviana es una responsabilidad compartida por la Febobasq y el Viceministerio de Deportes. “Si queremos armar lo que es el trípode de una educación nacional no puede descuidarse el deporte”, dijo Meruvia.

Sobre las denuncias de los jugadores por malos tratos de parte de la Febobasq, Meruvia dijo que “es una pena” y que es “un manoseo enorme”.

“Lo que hizo Coronado, que ha sido un gran basquetbolista, ha sido un error”, señaló.

Bono para jugadores

El Gobierno entregará un bono, que fue ofrecido por el presidente Luis Arce, a los jugadores cuando retornen de Ecuador. “Se les va dar un bono, ellos tienen que clasificar al mundial. Estamos aquí para apoyarlos”, dijo la viceministra Veizaga.

Comentarios