Tras el pitido final del duelo Always Ready y Nacional Potosí (1-1), en el estadio Villa Ingenio de El Alto, se armó una trifulca en el terreno juego y también en la graderías. Los jugadores, miembros del cuerpo técnico de ambos planteles se agarraron a puñetes y patadas.

El descontrol en el campo de juego inició cuando el utilero del club millonario, William Vera,  le dio un golpe a Rodrigo Ramallo. En las graderías, los fanáticos del equipo alteño agredieron al papá de Rodrigo Vargas, delantero del cuadro ‘rancho guitarra’.

Comentarios