Durante la primera etapa del Tour de Francia hubo una caída masiva del pelotón por la imprudencia de una fanática que buscaba una fotografía con un cartel. Está desaparecida y puede enfrentar cargos de hasta un año de cárcel y multa económica.

La mujer que sostenía una pancarta sacó medio cuerpo al asfalto por donde pasaban los ciclistas. Tony Martin, que estaba en la parte delantera del pelotón, no logró esquivar a la mujer y fue el primero en caer al suelo.

Con el primer ciclista en el suelo, los demás cayeron como fichas de dominó. Uno tras otros comenzaron a ser derribados al piso. Los organizados del evento han reportados que varios competidores han sufridos heridas de consideración porque al caer fueron atropellados por los que venían atrás.

Buscan a la mujer

Christian Prudhomme, el director del Tour, dijo que están en busca de la mujer para que pague su mala conducta ante los tribunales. “Habrá una demanda para ella, este tipo de acciones se deben penalizar”, indicó.

La policía y fiscales de la región también pusieron en marcha una investigación “por violar deliberadamente las normas de seguridad y causar lesiones que podrían impedir el trabajo de los afectados por hasta tres meses”.

Medios locales que puede ser tratado como un delito que puede generar hasta un año de prisión y una multa de hasta 15.000 euros (17.902 dólares).

Comentarios