El rubro de los restaurantes y el sector de la gastronomía se han declarado en emergencia por el regreso de las medidas de restricción. Advierten que la situación económica está intentando mejorar, pero que la situación se ha complicado de nuevo con la reducción de horarios de atención al público.

Un comunicado de la Cámara Gastronómica señala que la aplicación de la restricción vehicular a partir de las 22:00 (los fines de semana será desde las 20:00) afecta entre un 50% a 70% los ingresos  de los locales que operan de noche, lo que causa grandes pérdidas.

Además han hecho un relevamiento de datos que muestra la situación por la que están atravesando: 9 de cada 10 afirman que están en riesgo de quiebra, si se entra a una cuarentena rígida.

Los datos señalan que:

-El 53% del rubro gastronómico tiene deudas pendientes con Impuestos, AFP y Caja Nacional

-El 51% del sector, ha tenido que cerrar al menos 1 sucursal

-El 65% del sector, tiene deudas ya sea con bancos, proveedores y/o terceros.

-Tan solo el 14% pudo acceder a algún tipo de crédito ofrecido por el Gobierno Nacional

-En las actuales condiciones de flujo de las empresas, más del 80% no podría acceder algún crédito bancario debido a las condiciones y requisitos de la banca.

-9 de cada 10 restaurantes han reducido personal por bajos ingresos y por cierre de sucursales.

-82% indica que sin las restricciones de horarios, lograron alcanzar más del 35% de sus ventas.

-94% afirma que el cambio de horario de circulación ha impactado negativamente su negocio.

-El 91% del sector gastronómico está en contra de una cuarentena rígida.

“Estamos convencidos que una oferta gastronómica que cumple con toda la regulación sanitaria no solo ayuda a cuidar empleos y negocios, sino que también ofrece alimentos seguros a las personas que participan en el resto de las actividades económicas”, señala el comunicado del sector gastronómico.

La propuesta de los restaurantes es de poder abrir los mismos hasta las 23:00 y que el transporte esté habilitado hasta medianoche.

El pronunciamiento fue realizado antes del anuncio de la Alcaldía de Santa Cruz, que declaró una cuarentena dinámica aumentando las restricciones y reduciendo el horario de circulación los fines de semana.