La presidenta ejecutiva de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Karina Serrudo, informó este lunes que en el primer semestre (enero a junio) del presente año esa entidad comisó mercancía valuada en más de Bs 243,1 millones, lo que representa un 64,9% por encima de lo decomisado en el mismo periodo de 2020.

"Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio (de este año), tenemos Bs 243.166.255 que ha comisado la Aduana, en coordinación con el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando", dijo Serrudo en rueda de prensa que ofreció en el despacho del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.  

En esa línea, explicó que, de ese monto, más de Bs 111,1 millones corresponden a Oruro, Bs 47,7 millones a La Paz, Bs 28 millones a Santa Cruz, Bs 27,7 millones a Tarija, Bs 14,2 millones a Cochabamba y Bs 14,1 millones a Potosí.

"Debido a esta ausencia del Estado en las fronteras en la gestión 2020 es que ahora estamos sufriendo estas consecuencias del contrabando, pues los clanes han renovado sus estrategias, se han tecnificado de mejor manera", lamentó la presidenta de la ANB

En ese sentido, detalló que en el rubro de alimentos se comisó semillas (de soya, maíz, trigo), embutidos, enlatados (leche), aceites, papas, cebollas, ajos, frutillas, zanahorias, pescados, entre otras frutas y hortalizas. En cuanto a bebidas alcohólicas se decomisó cervezas, wiskis, principalmente. 

Otros productos comisados fueron ropa (nueva y usada), zapatillas, celulares, tablets, computadoras, memorias, medicamentos, además de un total de 600 vehículos, añadió la Ejecutiva de la Aduana.

"La Aduana está comprometida las 24 horas del día, los siete días de la semana en luchar contra este flagelo (del contrabando) y pedir a la población que consuma nuestra producción porque nosotros estamos trabajando para la reactivación económica, protegiendo nuestra industria", acotó.

Enfatizó en que los productos mencionados fueron comisados mediante 3.100 operativos, en coordinación con el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), las Fuerzas Armadas (FF.AA) y la Policía Boliviana.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, exhortó a la población a consumir productos hechos en Bolivia, porque se destacan por su diversidad y variedad, en relación a lo importado. 

Comentarios