Los alcaldes de las ciudades capitalinas del país se pronunciaron a través de un comunicado en el que exponen una compleja situación financiera debido a un aumento de responsabilidades y competencias concedidas desde el Gobierno central pero, aseguran, sin que se le den los recursos económicos necesarios para encararlas de manera efectiva.

Exponen que a partir de 2015-2016 por efecto de la baja de precios internacionales del petróleo y otras políticas públicas aplicadas desde el Ejecutivo, se inició una sostenida afectación a las economías locales que debió ser equilibrado con un nuevo pacto fiscal para que los municipios puedan cumplir con el nuevo catálogo competencial establecido en la CPE y la creciente demanda ciudadana.

"Sufrimos grandes recortes de recursos destinados en muchos casos a cubrir funciones que no nos corresponden, siendo que el Gobierno central, de manera unilateral, afectó recursos de las entidades autonómicas para cubrir obligaciones del Estado central cercenando paulatinamente nuestros recursos financieros".

En cifras

Las Alcaldías capitalina detallan que después de casi tres años de diálogo del pacto fiscal, sin resultados positivos ni cambios en favor de los Gobiernos municipales, la gestión 2020 presentó una reducción de los recursos municipales en aproximadamente dos mi millones de bolivianos en transferencias por coparticipación tributaria; otros mil millones de bolivianos en reducción de transferencias del IDH; la reducción de recursos propios en más del 30% lo que alcanza a más de 1.000 millones de bolivianos.

A esto se suma una reducción de la inversión pública tanto en programas como proyectos aproximadamente en 1.200 millones de bolivianos y otros. Todo lo anterior expuesto alcanza un aproximado de 6.000 millones de bolivianos de déficit.

En conclusión, dice el documento, se aumentan responsabilidades en materia sanitaria para los municipios sin incrementarles recursos financieros ni cumplir con las competencias asignadas al nivel central en lo que se refiere a la dotación y financiamiento de recursos humanos en la atención de salud.

Comentarios