Los comercializadores de carne de res iniciaron este viernes un paro de actividades que se cumplirá durante cinco días. Piden la derogación del Decreto Supremo 2489, que establece los cupos de exportación de excedentes de la producción de carne a mercados como China y la comunidad andina. También protestan por la elevación del precio de la carne kilo vivo y kilo gancho.

Esta protesta es calificada como "absurda" por el analista Carlos Valverde, que considera no hay un sustento económico, ni técnico, que demuestre un desabastecimiento de este producto a causa de la exportación.

"Es imposible que la exportación de carne cause desabastecimiento pues solo el 10% de la producción es lo que se exporta (...) no hay posibilidades que ese porcentaje esté dañando a la provisión normal de carne. Es más, no hay en este momento una escasez de carne", puntualizó.



Valverde considera que

si hubiera un desabastecimiento los primeros en perjudicarse serían los comercializadores, además que con este tipo de medidas lo que se hace es más bien perjudicar a quienes tienen menos recursos para comprar este producto en los mercados.




Comentarios