El anuncio sobre la compra de 160 millones de litros de etanol a la industria cañera en Bolivia dinamiza el sector, pero además es de gran ayuda para los propietarios de vehículos, y en la generación de empleo. Además, es un combustible amigable con el medioambiente.

El analista energético Hugo Lafuente explicó que el etanol, no es más que alcohol anhidro que se mezcla con gasolina y de esta manera se eleva el octanaje de este combustible para comercializarlo en el mercado interno.

Nos va a ayudar a bajar la importación de gasolina”, señaló. Lafuente.

También te puede interesar: YPFB comprará 160 millones de litros de etanol a productores cañeros del país en 2022

Similar posición tiene el analista Álvaro Ríos, quien tomando como referencia que el precio internacional del petróleo ronda los 80 dólares por barril, estimó que Bolivia ahorra 13 millones de dólares en la importación de combustible.


“Este 2021 las importaciones van a llegar al 36% de la demanda total nacional, entonces al usar un producto que está en Bolivia para mezclarlo al 10% con la gasolina, creo que es altamente positivo”, manifestó Ríos.

Agregó que el movimiento que se generará en la economía será de alrededor de 60 millones de dólares. A esto se suma el dinamismo que afecta a otros sectores como el transporte y todo ello representa una importante generación de empleos.

Es un efecto multiplicador que genera el dinamismo económico del etanol”, señaló.

El analista Hugo Lafuente agrega que en Bolivia el uso de etanol es mínimo pues en otros países se llega a mezclar hasta al 50%.

Se podría llegar hasta al 50% y los vehículos estarán funcionando con normalidad”, señaló.


Comentarios