El gerente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Jaime Hernández, denunció que durante un operativo, realizado hace tres semanas junto al Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando, se detectaron 15 camiones sospechosos de transportar transgénico de contrabando.

“Los mismos (camiones) contaban con documentación como la guía de movimiento vegetal, emitida por el Senasag, lo que avalaba que ese maíz había sido producido en la zona de frontera, en Yacuiba”, apuntó Hernández.


“Consideramos que de alguna manera es lo que está permitiendo que ingrese el contrabando y pase por todos los puntos de control que hay desde la frontera hasta la ciudad de Santa Cruz”, añadió.

En tanto Javier Suárez, director general ejecutivo de Senasag, enfatizó, en un informe especial de Unitel, en que esta institución no legaliza ningún tipo de contrabando y que lo que hace es emitir los permisos de importación para garantizar que no ingresen con plagas.

Hernández consideró que se pierde soberanía alimentaria ante el contrabando de maíz proveniente de Argentina. Además pidió que se permita que los productores tengan acceso a biotecnología.

"En el país ya se interna y se consume un maíz genéticamente modificado, transgénica, que ingresa todos los días proveniente desde Argentina", dijo en entrevista con UNITEL.

El representante de Anapo indicó que los productores nacionales tienen las condiciones para garantizar el abastecimiento interno y garantizar la soberanía alimentaria.


“Lo único que falta es que se les facilite el acceso a biotecnología en maíz porque eso nos va a hacer más productivos, más competitivos”, apuntó.

Respecto a la internación de camiones con contrabando de maíz, Hernández indicó que “no debería pasar maíz de contrabando” por los puntos de control donde existe presencia de instancias gubernamentales como la Aduana o el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Unitel buscó a la presidenta de la  Aduana, Karina Serrudo,  y al viceministro de Lucha Contrabando, Daniel Vargas, para conocer su posición al respecto, pero no se tuvo respuestas.

Desde el viceministerio indicaron que Vargas se encuentra en un zona rural de Oruro.

En un informe especial, la red UNITEL se trasladó al municipio fronterizo de Yacuiba, a 530 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra, y constató que el contrabando de este producto se realiza como una actividad normal a vista de todos durante las 24 horas del día.

Comentarios