Las lluvias que han caído en Santa Cruz ocasionaron el rebalse del río Piraí provocando daños en cultivos de soya y maní en seis municipios del Norte Integrado dejando una afectación a 20.000 hectáreas.

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), a través de su presidente Fidel Flores, reportó que se tuvo una precipitación de 80 milímetros en la zona además de un  "encharcamiento" que provoca que el agua se estanque afectando a los cultivos. 

"Esto significará pérdidas, en cultivos afectados, donde su rendimiento bajará a un promedio de 500 kg por hectárea", apuntó.


Comentarios