La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) manifestó este viernes su preocupación ante los bloqueos que se registran en las carreteras y accesos a Santa Cruz debido al paro multisectorial indefinido.

El director ANH, Germán Jiménez, indicó que desde el pasado lunes son cerca de 360 cisternas que no han podido ingresar al departamento, lo cual ha provocado riesgo de desabastecimiento de combustible, diésel y gasolina a toda la ciudad.

Jiménez manifestó que diariamente la planta de Río Grande despacha 30 cisternas, de las cuales, 20 son para la exportación de GLP y 10 para el mercado interno, pero al no poder distribuir, les genera un stock inusual de cerca de 120 cisternas que no han podido salir.

Para la ANH estos bloqueos provocarían un posible paro en la planta desde el próximo 14 de noviembre, que serían casi dos millones de dólares que no se estaría recuperando para el Estado boliviano.

“Las plantas, refinerías, totalmente operativas, que están paradas de lo que es Camiri hasta Santa Cruz, son un total de 360 cisternas con un volumen de 11 millones de litros, que ponen en riesgo el abastecimiento de combustibles, de diésel y gasolina para lo que es el departamento de Santa Cruz”, indicó Jiménez.

Lee también: Gobierno convoca a los gremiales a dialogar por la ley 1386 este sábado en Cochabamba

El representante de ANH invitó a los comités cívicos “a dejar de lado las medidas de protesta para que puedan transitar las cisternas para el abastecimiento del departamento”,  aclaró que Santa Cruz tenía una autonomía de 5 a 6 días de abastecimiento, lo cual ya está cerca de llegar a su límite. 

“Pedimos dejar de lado, porque no solamente el transporte público es afectado, sino las ambulancias, la Policía, los bomberos que pueden generar un hecho lamentable en el departamento de Santa Cruz”, agregó.

El paro multisectorial cumple su quinto día este viernes, los sectores movilizados esperan que el Gobierno abrogue la Ley 1386 para poder levantar sus medidas de presión.

Comentarios