El presidente Luis Arce firmó en el último lunes del año las leyes de la creación del Impuestos a las Grandes Fortunas, del reintegro en efectivo del 5% del Impuesto al Valor Agregado para personas que ganen igual o menos de Bs 9.000 y del Presupuesto General del Estado 2021.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, dijo que en el caso del Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF) y de reintegro del IVA se trata de dos medidas "que mejoran la política redistributiva del ingreso como la progresividad del sistema tributario boliviano y que son un precedente del cumplimiento de mayor justicia social".

El IGF será de caracter anual y se aplicará a fortunas mayores a los Bs 30 millones, mientras que el caso del reintegro del IVA se trata de una medida que busca incentivar a los tributantes. 

En el caso del Presupuesto General del Estado, Montenegro señaló que "en su esencia mantiene una trilogía virtuosa, pues establece el retorno a la senda del crecimiento económico con una tasa del 4.8%, reactivación del motor de la inversión pública con 4 mil 11 millones de dólares y correción de la tendencia del déficit fiscal que pasa de un valor previsto de 12.3% a uno de 9.74%".

También destacó que el PGE 2021 otorga un 10% para salud y un 10% para la educación, lo que asegura es una de las prioridades del gobierno.

Por su parte, el presidente Luis Arce, aseguró que las tres leyes tienen como objetivo "consolidar el modelo económico social, comunitario, productivo y al desmontaje del modelo neoliberal que se intentó aplicar en 11 meses", aseveró.

Arce dijo que uno de sus objetivos es revitalizar la demanda interna y para ello se están aplicando la entrega del bono Contra el Hambre y ahora la devolución del IVA para personas con bajos ingresos.

"Son medidas que poco nos van a dar resultados", aseguró.

Arce señaló dijo que recuperación de la inversión pública será clave para la recuperación de la economía y por eso se ha hecho enfásis de este tema en el PGE 2021. 

Comentarios